EL VERANO YA LLEGO, YA LLEGÓ, YA LLEGÓ…

Dejamos atrás el duro invierno y ya podemos ver en un cercano horizonte los rayos solares, la playa y las vacaciones de verano.

Hay mucha gente que odia esta estación por las altas temperaturas que provocan que estés sudando todo el día y la sensación de cansancio y agotamiento, pero la mayoría de la gente aprovecha estos días, que además son más largos, para ir a la playa, a la montaña, al río…y si se dispone de una casa , ya sea en el campo o en la ciudad, es el mejor momento para hacer una barbacoa en el jardín con tu familia o amigos.

Si dispones de un jardín en tu casa y tienes una buena parrilla o barbacoa, se puede montar una buena reunión. Basta con reunirse unos cuantos amigos, comprar unos chorizos criollos, panceta, hacer unos pinchos morunos y la fiesta está asegurada, siempre regada con un buen vino y algún licor para la sobremesa.

CUIDADO CON LOS INCENDIOS.

Desgraciadamente, esta época es mala para la ecología por culpa de los incendios. De todas las estaciones del año es en el verano donde se registra un mayor número de incendios. La vegetación seca y el sol provocan una situación muy propicia para esta serie de desastres.

En ocasiones los incendios son provocados accidentalmente, por eso hay que tomar una serie de medidas para evitar estas situaciones que nos perjudican a todos. Las reglas a seguir son de lógica básica, actualmente está prohibido en muchos sitios utilizar las antaño famosas barbacoas públicas que había junto a ríos y embalses. En el caso de que el uso de barbacoa esté permitido hay que verificar antes de irnos que el fuego está totalmente apagado y dejar la barbacoa y alrededores tan limpios o más que como los encontramos, ya que cualquier chispa que haya quedado que salte sobre un trozo de papel del suelo puede acabar derivando en un peligroso incendio. Para evitar problemas, lo mejor es llenar un cubo de agua y antes de irnos esparcir el agua por encima de las brasas con mucho cuidado y, finamente, tras asegurarnos que está totalmente apagado limpiar la zona.

Así que la próxima vez que nos dirijamos a disfrutar de una magnífica tarde de verano con una barbacoa, recordad estos consejos para que todos podamos seguir disfrutando de esos maravillosos momentos.

  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *